La Batalla de la Comunicación Interna

En este artículo, publicado en la Harvad Deusto Business Review (nº 82, enero-febrero 1998), presento un modelo de gestión de Comunicación Interna que parte de una base: para llegar al empleado es necesario que tanto la Alta Dirección como la línea ejecutiva (o sea, la cadena de mando, mi jefe) asuman sus responsabilidades en esta función.

Para ello, hago un paralelismo con la estrategia militar. La recurrencia a lo militar no es nueva. No en vano John Kay afirmaba en el Financial Times que “el jefe ejecutivo, al dirigirse a los mandos medios, está realizando la misma función
que el líder en la conferencia del partido, el sacerdote en la liturgia, el entrenador con su equipo, o el general con sus tropas”.

¿Cómo aplica a la función de Comunicación Interna la metáfora militar? La metáfora podría ser parecida a esto: “La aviación, siguiendo órdenes del alto mando, bombardea el objetivo selectiva o masivamente, según fuese necesario, con todos los medios a su alcance. El propósito del bombardeo aéreo es allanar la resistencia y facilitar a la infantería
la lucha cuerpo a cuerpo y la toma de las posiciones, para lo que cuenta con la ayuda de carros de combate, si fueran precisos”.

Traducido en términos organizativos, podría traducirse de esta manera: ““La unidad de comunicación interna [la aviación], siguiendo instrucciones de la alta dirección [el alto mando], se dirige segmentadamente [bombardea selectiva o masivamente] a toda la plantilla [el objetivo] a través de sus canales oficiales [con todos los medios a
su alcance]. El objetivo de estos mensajes es establecer unos referentes mínimos de tipo institucional en la organización [para allanar la resistencia] y facilitar a la cadena de mando [la infantería] la comunicación diaria
con su gente [lucha cuerpo a cuerpo para tomar posiciones], para lo que utilizará el peso de su jerarquía y,

sobre todo, los sistemas de apoyo que implante la propia institución [los carros de combate]”.

Aquí puedes leer el texto íntegro del Artículo

La Batalla de la Comunicacion Interna

Comentarios

Escribir una respuesta