Nace en UK “Social Stock Exchange” (SSE): ¿Estamos ante el inicio de una economía social de mercado?

En estos últimos días, en el Reino Unido se ha presentado el “Social Stock Exchange” (SSE), algo así como el mercado de valores de las empresas con impacto social.

Según reza su página web, el SSE se define a sí mismo como “el lugar que conecta los negocios con impacto social con los inversores que buscan generar un cambio social o ambiental junto con un retorno financiero de su inversión”.  “Creemos –afirma el SSE- que ingresos sólidos, crecimiento de negocio y objetivos sociales y ambientales en el core de la empresa, son las mejores armas para generar un impacto positivo. A ese impacto positivo, le llamamos “Negocios con Impacto Social”. (Ver Gráfico al final del post).

Su objetivo es proporcionar a los inversores la información que necesiten para identificar y comparar aquellas organizaciones que generar valor para la sociedad y para el medioambiente.

La admisión en el SEE es transparente independiente y –como indica su propia web- rigurosa. Para ello cuenta con un Panel de Admisión, formado por expertos del mundo financiero y social que dan una visión técnica de las empresas que solicitan la inclusión en el índice.

Y, quizá, lo más relevante es que, para ser admitido en el índice, las compañías tienen que publicar un Informe de Impacto (y actualizarlo anualmente) en el que tienen que reportar sobre 5 aspectos:

1. El propósito social o ambiental de la compañía y el impacto que esperan conseguir con él.

2. Quienes son los beneficiarios del impacto social de la compañía

3. Cómo los productos y servicios de la compañía consiguen el impacto social.

4. Cómo la compañía dialoga, implica y consulta con sus stakeholders su impacto social.

5. Cuáles son las evidencias que tiene la compañía sobre su impacto social, cómo las consigue, mide y reporta.

Hasta hoy, el SEE está formado por once empresas que acumulan una capitalización bursátil próxima a los 470 millones de libras. La misión de estas empresas va desde aspectos vinculados a la salud, pasando por nuevos negocios y servicios en el campo de la economía baja en carbono, a soluciones para personas con discapacidad.

Este nuevo mercado de valores ha sido capaz de superar los perjuicios que, desde siempre, y desde ambos mundos, han separado la economía de mercado de la economía social y de demostrar que ganar dinero y tener un impacto social positivo no es incompatible. Quizá sea el inicio de una nueva tendencia. Ya era hora.

“Negocios con Impacto Social” para el SEE

Comentarios

Escribir una respuesta