¿Por qué el Real Madrid no debería fichar a Neymar? Sencillamente… por la Cultura Corporativa

El 8 de julio saltaba la “bomba informativa”: Neymar no se presentaba al primer entrenamiento de la temporada con el PSG. Esta noticia (que lo es porque presenta un dato contrastado y no un rumor o una opinión) se publicaba a los pocos días de que algunos diarios “informaban” que el PSG ofrecía a Neymar al Real Madrid.

Así pues, la pregunta está en la calle: “¿Debería el Real Madrid fichar a Neymar?” Para responder a esta cuestión, algunos periódicos han lanzado encuestas entre sus lectores. En una de ellas (Diario As), el 59,7% de los lectores que respondieron a la pregunta, estarían en contra de su fichaje, frente al 40,27 a favor. En otra (Diario El Español / Desde el Bernabéu) los porcentajes cambian: el 67% de quienes responden dan el SI a Neymar y el 33% le otorga un NO.

Pues bien. Más allá de porcentajes (y dejando al margen el sesgo de cada medio) y de las cualidades futbolísticas innegables de Neymar (que nadie pone en cuestión) me gustaría abordar esta cuestión desde una perspectiva de gestión de personas y del comportamiento organizacional.

Y mi reflexión es ésta: El Real Madrid no debería fichar a Neymar, con independencia que su extraordinaria calidad como futbolista por un problema de Cultura Corporativa. Y lo creo firmemente porque la cultura corporativa del Madrid se caracteriza por una serie de pilares muy marcados (estén o no escritos) que cualquier aficionado blanco puede compartir cómodamente. Sin intención de priorizar de mayor a menor importancia, creo que puedo destacar los siguientes:

El primero de ellos es la institucionalidad. El Real Madrid se ha posicionado siempre como un club “señor”, que forma parte de las instituciones del país (no solo las deportivas), y que tiene un comportamiento “poco hooligan” en sus batallas. Así lo dice su himno (noble y bélico adalid)… aunque haya habido momentos oscuros como la época en la que se aplaudían las mascaradas de Mourinho (como el famoso dedo en el ojo a Tito Vilanova y que no se afeó desde los despachos.

El segundo es la profesionalidad. El Real Madrid es una máquina engrasada. Desde la faceta deportiva, hasta los aspectos de gestión, el Club se reconoce internacionalmente por ser “muy grande”. Ese profesionalismo, le ha llevado en varias ocasiones a olvidarse de las personas (como pasó con Del Bosque).

El tercero es el esfuerzo. Decía Xavi Hernandez que admiraba de Real Madrid su capacidad de no rendirse nunca. Es cierto. En el Bernabéu no gustan las filigranas; se aplauden más los esfuerzos por recuperar un balón perdido o el compromiso por bajar a cubrir la posición a un compañero. De hecho, lo que más irritaba al aficionado blanco de Cristiano Ronaldo (un futbolista hiper profesional) eras sus ataques de egoísmo y sus olvidos en defensa.

Y el último es la ambición. En el Real Madrid solo vale ganar. Apenas se ha ganado una Champions, y ya se pide otra. Nunca es suficiente. Un segundo puesto, es un fracaso. Aunque el aficionado blanco está orgulloso de la historia de su club, no es difícil ver cierta distancia y crítica al equipo cuando no salen las cosas. De hecho, el Bernabéu es un campo difícil para muchos futbolistas, en donde se ha pitado a monstruos del fútbol como Di Stefano, Zidane, Ronaldo (Nazario), Ronaldo (Cristiano), Casillas, Guti… Salvo Raul, quien no ha sufrido una SIlvatina de la grada.

Pues he aquí las razones por las que el Real Madrid no debería fichar a Neymar. Y es que me cuesta mucho encajar a Neymar en estos cuatro pilares. Para empezar, no es un futbolista que piense en la institución, en el club; no hay más que ver su salida del Barcelona (demandó al club) o su previsible amotinamiento en el PSG… o los desaires que le hizo al Real Madrid hace años para comprender que piensa más en él que en la institución que le paga. Tampoco se caracteriza por ser un profesional devoto de su oficio; todos recordamos las imágenes bailando samba en los carnavales mientras se recuperaba de sus lesiones, o a su famoso club de acompañantes (los ya famosos toy boys). Tampoco es un jugador que se caracterice por el esfuerzo; basta con analizar su juego para ver sus lagunas defensivas y su gusto por adornarse (incluidas las volteretas exageradas cuando recibe faltas). Por último, me cuestiono su ambición futbolística; cuando se piensa más en la cuantía del contrato que el los desafíos deportivos… no se si hay espacio a la ambición.

Por eso creo que el Real Madrid no debería fichar a Neymar: por un problema de Cultura Corporativa. Más allá de su calidad innegable… sencillamente es un futbolista que no encaja en la cultura Blanca. Por esa simple razón, Neymar no debería fichar por el Real Madrid.

Comentarios

Escribir una respuesta