Empieza el Curso Direccion de Personas del Master en Dirección de Sistemas de Información

El viernes pasado comenzamos las clases del curso “Dirección de Personas” del Máster en Dirección de Sistemas de Información del Instituto de Empresa. Este Máster está formado mayoritariamente por alumnos con un perfil eminentemente técnico, con cerca de 10 años de experiencia profesional.

Uno de los principales objetivos de los alumnos de este curso es romper el techo profesional que supone, en muchas ocasiones, un perfil muy identificado por las habilidades técnicas. Resulta que proyectos técnicamente bien planteados, se frenan o no salen. Resulta que el lenguaje técnico no siempre se entiende por la Alta Dirección. Resulta que lo que antes valía para avanzar profesionalmente (el conocimiento técnico-científico) parece no ser suficiente para avanzar profesionalmente.

Por ello, a lo largo del curso se verán una serie de funciones directivas, relacionadas con las habilidades personales: conocimiento de la organización; estilos de dirección; motivación; gestión de conflictos; fórmulas de trabajo en grupo; palancas de gestión del cambio, etc. Todas estas habilidades buscan, en última instancia, gestionar las dos principales claves de la gestión directiva: la gestión de la confianza y la gestión de la política interna.

Syllabus Direccion Personas EMDSI A_Andreu

Comentarios

2 Respuestas para “Empieza el Curso Direccion de Personas del Master en Dirección de Sistemas de Información”

  1. Rafael Madero Parente on

    Terminado el máster al que haces referencia sólo me queda apuntar, como alumno, que es imprescindible para un profesional hacer un alto en el camino y revisar las herramientas directivas de las que dispone, reflexionar sobre sus experiencias, y escuchar los consejos de otros profesionales, para así poder aumentar el valor que como profesionales ofrecemos a las empresas.
    En mi opinión asignaturas como Dirección de personas son las de mayor valor y si las imparte un profesional como Alberto más.

  2. albertoandreu on

    Gracias, Rafael. El gusto fué mio, de verdad!

Escribir una respuesta