Compartir en FacebookCompartir en LinkedInCompartir en Twitter

Ricardo Muti, un #indignado más en Roma

Hace unos días me mandaron un mail con este vídeo, en el que Ricardo Muti dirigía el 12 de marzo, en Roma, la ópera Nabucco, de Giuseppe Verdi, con motivo del 150 aniversario de la creación de Italia.

La opera Nabucco evoca el episodio de la esclavitud de los judíos en Babilonia. En tercer acto, se incluye el famoso canto "Va pensiero", el canto del coro de esclavos hebreos, quizá el número más popular de la ópera. En Italia, el “Va pensiero” es un símbolo de la búsqueda de la libertad ya que, en los años en que se escribió la ópera, el país se encontraba bajo el imperio de los Habsburgo. Quizás hoy, también sea un himno a la libertad para los italianos.

Antes de la representación, Gianni Alemanno, alcalde de Roma, subió al escenario para pronunciar un discurso en el que denunciaba los recortes del presupuesto de cultura que estaba haciendo el Gobierno, a pesar de que Alemanno es miembro del partido gobernante y había sido ministro de Berlusconi. Esta intervención del alcalde, en presencia de Berlusconi que asistía a la representación, produjo un efecto inesperado.

Ricardo Muti, director de la orquesta, declaró al "Times": "La ópera se desarrolló normalmente hasta que llegamos al famoso canto "Va pensiero". Inmediatamente sentí que el público se ponía en tensión. Hay cosas que no se pueden describir, pero que uno las siente. Era el silencio del público el que se hacía sentir hasta entonces, pero cuando empezó el "Va Pensiero", el silencio se llenó de verdadero fervor. Se podía sentir la reacción del público ante el lamento de los esclavos que cantan: Oh patria mía, tan bella y tan perdida."

Cuando el coro llegaba a su fin, el público empezó a pedir un bis, mientras gritaba "Viva Italia" y "Viva Verdi". A Muti no le suele gustar hacer un bis en mitad de una representación. Sólo en una ocasión, en la Scala de Milan, en 1986, había aceptado hacer un bis del "Va pensiero".

"Yo no quería sólo hacer un bis. Tenía que haber una intención especial para hacerlo" - dijo Muti -. Si pinchas el video verás que Muti se dio la vuelta, miró al público y a Berlusconi a la vez, y se oyó que alguien entre el público gritó: "Larga vida a Italia!" Entonces Muti dijo:

"Sí, estoy de acuerdo: “Larga vida a Italia”, pero yo ya no tengo 30 años, he vivido ya mi vida como italiano y he recorrido mucho mundo. Hoy siento vergüenza de lo que sucede en mi país. Accedo, pues, a vuestra petición de un bis del "Va Pensiero". No es sólo por la dicha patriótica que siento, sino porque esta noche, cuando dirigía al Coro que cantó "Ay mi país, bello y perdido", pensé que si seguimos así vamos a matar la cultura sobre la cual se construyó la historia de Italia. En tal caso, nuestra patria, estaría de verdad "bella y perdida".

"Yo he callado durante muchos años. Ahora deberíamos darle sentido a este canto. Les propongo que se unan al coro y que cantemos todos el "Va pensiero".

Toda la ópera de Roma se levantó. Y el coro también. Y quizá se produjo uno de esos momentos que todo el que ha tenido de disfrutarlos se acordará de ellos para toda su vida. No deja de ser otro momento más de indignación que, de otra forma, se une a los movimientos de Madrid, de Londres o de Wall Strett. Si tienes ocho minutos, no te pierdas este video. No lo olvidarás

http://youtu.be/G_gmtO6JnRs


Compartir en FacebookCompartir en LinkedInCompartir en Twitter
COMENTARIOS2 comentarios
Alberto
15 Nov 2011 | Responder
Estando de acuerdo en el fondo y en la forma dada la situación en Italia sin embargo pienso que la cultura debería, en la medida de lo posible, alejarse del presupuesto público. Al fin y al cabo esa es la única manera de tener una cultura libre y auténtica; todo lo demás conlleva a la tentación de intentar utilizar la cultura en beneficio del poder establecido que al fin y al cabo es quien reparte (¿arbitrariamente?) los recursos.
Hablando de los Habsburgo, te pongo un ejemplo. Mozart, ¿cuándo pudo realmente desarrollar todo su poder creativo? ¿cuando seguía los cánones del emperador de Austria que a la sazón era quién le mantenía o cuando se despojó de su tutela? Cuando estoy en Madrid, soy asiduo del Teatro Real (del politiqueo y mangoneo en esta institución no vamos a hablar). Una entrada medianamente decente cuesta del orden de 80/100€ y sin embargo ésta no cubre ni la mitad de los costes de montar una ópera. ¿Porqué un señor de, digamos, Palencia, me tiene que financiar a mí para que vaya al Teatro Real cuando él ni siquiera tiene la posibilidad de asistir a una obra? Y claro, si buscamos financiación alternativa y sacar rentabilidad entonces estamos mercantilizando la cultura.
Por cierto, me encuentro ahora mismo en un país (Venezuela) en dónde la cultura es gratuita. De hecho hace un par de fines de semana estuve viendo gratis a la "Orquesta Simón Bolívar". Y sin embargo no cambiaría vivir en la denostada y arruinada España por este "paraíso" en dónde se aplican muchas de las ideas de los #indignados.
Alberto, me ha gustado mucho el artículo y la temática (se nota, ¿no?) Yo no tengo ni mucho menos la solución a un problema complicado con muchas aristas. En todo caso hay que ser torpe para empezar a recortar por la cultura cuando hay muchas otras ineficiencias que habría que controlar antes. Vamos a ver si el próximo gobierno si tiene habilidad para recortar (porque hace falta) y hacerlo hábilmente. Un saludo.
Alberto Andreu
19 Nov 2011 | Responder
Alberto. Gracias por el análisis. El motivo del post no era tanto hablar de los recortes (en cultura o en otras partidas) sino destacar uno de esos momentos mágicos que ocurren cada mucho tiempo. El caso de Muti, la ópera de la que se trataba, la reaccion del público, la reacción del coro, el hecho de que estuviera presente el primer ministro, la llamada a la soberanía popular frente a la de los mercados, la internacionalizacion del movimiento de indigación... todo eso junto era el motivo del post.
Por lo demás, coincido con tu punto de vista sobre le cultura, sobre la ópera (no soy un seguidor apasionado como tú) y sobre la importancia de mantener algunas palancas de ilusión en la sociedad.
Gracias
Espere...


ENVIAR


Suscríbete al blog

TOP